Cómo construir una piscina

Las piscinas son el complemento perfecto para los jardines y los patios traseros de las casas, porque ofrecen un espacio estupendo para pasar el tiempo con la familia e incluso practicar ejercicio de forma divertida. Sin embargo, su construcción no es precisamente sencilla.

Una de las cosas más difíciles y que no está relacionada con el proceso de construcción directamente es el diseño de la piscina, cada una de ellas es única y se deben adaptar al lugar destinado para ella como a las exigencias del usuario como la profundidad, largo y ancho.

Techos para Spas y piscinas

El 99% de las piscinas se construyen en el subsuelo, por lo tanto hay que excavar en la zona destinada, siempre con mayor longitud de lo requerido para poder realizar los procesos de construcciones necesarios, comenzando por aplanar el terreno, ya que la superficie, tanto del suelo como de las paredes, debe ser sólida.

Luego se debe comenzar a colocar el interior de las paredes, indiferentemente del proceso de construcción indicado, hay que asegurarse de utilizar el material requerido para la piscina para una mayor calidad en la obra, y se debe dejar el lugar para las tuberías, tanto de agua potable que ingresará a la pileta, como del agua que saldrá de esta para que no sea un charco y se pueda realizar labores de mantenimiento en la obra.
Luego de realizar esto, se debe terminar de construir las paredes con la mezcla elegida para luego frisarla y acondicionar su parte interior, en el exterior se debe rellenar los posibles huecos que haya dejado la construcción o realizar un suelo de un material que no sea resbaloso ante el contacto de la piel mojada con ella para evitar accidentes y caídas de gravedad, tanto en los usuarios como en las personas que caminen alrededor de ella.

Y para su uso, solamente hace falta una cosa… llenarla.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Islas Griegas: Leucada

La vuelta al trabajo en Septiembre

Guardería, es bueno o no enviar a los chicos

Páginas vistas la semana pasada