jueves, 29 de septiembre de 2016

Aceite de jojoba, oro líquido para la piel

Conocido como “oro líquido”, el aceite de jojoba viene siendo utilizado desde la antigüedad donde se lo aplicaba tanto para el cuidado de la piel como para la belleza y fortalecimiento del cabello. La jojoba es una planta originaria del desierto de México y es en sus semillas donde se encuentra el aceite de tonalidad amarilla que logra efectos milagrosos en la piel y el cabello.

Además de ser un excelente antioxidante, es biodegradable y no lo afecta el paso del tiempo conservando así sus propiedades originales.

De textura semejante a la de una cera líquida su composición rica en ceramidas le brinda una estabilidad especial tanto en contacto con los rayos ultravioletas como con el calor intenso

Rico en vitaminas E y F, que regeneran la piel sus propiedades altamente antioxidantes previenen el envejecimiento prematuro. Su versatilidad lo ha transformado en  una sustancia muy utilizada por la cosmética, pudiendo utilizarse para tratar pieles grasas como regulador de la secreción de sebo y en las pieles secas hidratándolas y otorgándoles mayor suavidad.

Ayuda a la prevención de estrías sobre todo cuando se lo utiliza durante el embarazo por ser una sustancia ideal para mantener la piel hidratada y elástica.

El aceite de jojoba también puede utilizarse para acondicionar el cabello añadiendo unas gotas al champú de uso habitual y como mascara sobre cabellos secos y quebradizos.

También, es un excelente desmaquillante cumpliendo dos funciones esenciales que son las de limpiar en profundidad la piel y nutrirla.

Unas gotas de aceite de jojoba en el agua del baño de inmersión evitan la sequedad de la piel siendo un revitalizante excelente aplicado por medio de  masajes corporales.


Su uso frecuente mejora sustancialmente  la piel del rostro, cuerpo y cabellos, con el beneficio extra de ser totalmente natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.