La vuelta al trabajo en Septiembre

Si te vas a incorporar al trabajo no tienes que esperar al último momento para empezar a preparar a tu peque a él biberón, ya que es muy probable que sucedan dos cosas la primera que ante ti se planteará el problema de que tu hijo rechace el biberón de plano o por el contrario lo acepte, es bastante más probable que te pase más lo primero que lo segundo.

También es verdad que se plantea otro problema y es que tu bebé cuando sienta tu ausencia cierre la boca y no quiera comer nada.

Así que te desde Rocking Baby nos aconsejan que empieces a intentar provocar esta situación para intentar buscar una solución lo antes posible.

Si lo vas a llevar a una guardería avisa a los profesionales de esta situación y que estén pendientes de tu bebé se alimente.

Puede pasar que se pase un día sin comer esperando a que llegue la noche y así amamantarse contigo.
Eso no puede ser.

También puede pasar otra cosa distinta, y es que suceda que el bebé sólo tome el biberón en la guardería pero cuando tú estés con él en casa no lo acepte y sólo quiera que tú amamantes.
Otra situación que también se puede plantear es que tu pequeño sólo quiera beber en vaso.
Sí observas que es una lucha en que supone un disgusto tras otro y acabas dándole el pecho, intenta relajarte pues nerviosa no conseguirás absolutamente nada.

Piensa que ante esta situación en el exterior guardería, o incluso en casa cuando tú no estás el bebé se está acostumbrando a beber en vaso o en biberón y que con el tiempo también lo hará contigo así que paciencia.

Un paso muy interesante es cuando tu marido o tu madre o algún familiar le esté dando el biberón o un vaso de leche tú aparezcas y sigas el proceso facilitándole la asociación de ideas, y así podrá ir entendiendo que tú también le puedes alimentar no solo con el pecho, sino también con biberón o vaso.

Es importante que consultes en la guardería como quieren que les lleves tu leche, si en biberones o en recipientes herméticos.

Y que utensilios aconsejan ellos.
Hay algunas guarderías que permiten que en zonas reservadas tú lleves tu sacaleches y así directamente lo guardan en la nevera para luego más tarde dárselo a tu bebé.
Así de esta forma te evitas ir con toda la parafernalia, bolsos biberones y termos.
Te serviría solo con el sacaleches y en la nevera de la guardería dejarías un par de biberones para tu bebé.
Así te garantizas que la leche que suministrarán a tu bebé es del mismo día con lo que está no ha perdido prácticamente ninguna de sus propiedades.
Si no has elegido todavía la guardería plantéales antes esta situación y mira de qué forma lo aceptan y si te ponen pegas o no así luego no te llevaras desagradables sorpresas.
Suerte y al toro chicas!!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Islas Griegas: Leucada

Guardería, es bueno o no enviar a los chicos